La evolución del hidrógeno: del Big Bang a las pilas de combustible

3 marzo 2021

Todo empezó con un estallido… ¡el big bang!

El poder explosivo del hidrógeno alimentó una reacción en cadena que llevó al mundo que tenemos hoy.

Ahora, este poder se está desplegando en la Tierra para satisfacer las necesidades energéticas del mañana.

Visualizando el poder del hidrógeno

La infografía de hoy nos llega de la Asociación Canadiense de Hidrógeno y Pilas de Combustible y describe cómo la tecnología del hidrógeno y las pilas de combustible están aprovechando el poder del universo para impulsar potencialmente una revolución energética.

¿Qué es el hidrógeno y cómo se usa?

Con un protón y un electrón, el hidrógeno se encuentra al comienzo de la tabla periódica.

A pesar de que el hidrógeno es la molécula más común del universo, rara vez se encuentra en su estado elemental aquí en la Tierra. De hecho, casi todo el hidrógeno del planeta está unido a otros elementos y solo puede liberarse mediante procesos químicos como el reformado con vapor o la electrólisis.

Hay cinco formas en que se usa el hidrógeno en la actualidad:

  1. Generación de calor y energía
  2. Almacenamiento de energía y generación de energía
  3. Transporte
  4. Energía de la industria
  5. Materia prima de la industria

Sin embargo, lo que realmente desata el poder del hidrógeno es la tecnología de pilas de combustible. Una pila de combustible convierte la energía química del hidrógeno en energía eléctrica.

Hidrógeno desatado: la pila de combustible

A principios de la década de 1960, la NASA desplegó por primera vez pilas de combustible para alimentar los componentes eléctricos de las cápsulas espaciales Gemini y Apollo. Desde entonces, esta tecnología se ha implementado en todo, desde el vehículo que conduce, el tren que toma y la forma en que sus productos favoritos se entregan en su puerta.

Las naciones de todo el mundo se están comprometiendo a construir estaciones de abastecimiento de hidrógeno para hacer frente al crecimiento en la adopción de la tecnología de celdas de combustible para el transporte.

Hidrógeno: una solución de energía verde

El combustible de hidrógeno y la tecnología de pilas de combustible ofrecen soluciones ecológicas de siete formas.

  1. Descarbonización del uso de energía industrial
  2. Actuar como un amortiguador para aumentar la resiliencia del sistema energético.
  3. Permitir la integración de energía renovable y la generación de energía a gran escala
  4. Transporte descarbonizado
  5. Descarbonización del calor y la energía del edificio
  6. Distribución de energía entre sectores y regiones
  7. Proporcionar materia prima limpia para la industria

Según un informe reciente de McKinsey, el hidrógeno y la tecnología de celdas de combustible tienen el potencial de eliminar seis gigatoneladas de emisiones de dióxido de carbono y emplear a más de 30 millones de personas para 2050, todo mientras crea un mercado de $ 2.5 billones.

Esta es la tecnología que se puede implementar hoy, con el potencial de transformar la forma en que vivimos y potenciar nuestras economías de una manera sostenible.